Cámaras Canon Rebel y Huawei Mate 9, lado a lado.

Cámaras Canon Rebel y Huawei Mate 9, lado a lado.

Hace como un año conocí el Mate 8. Su cámara no me resultó muy grata. Un poco oscura y en condiciones de poca luz, simplemente inservible.

Hace menos de un mes, cambié al Mate 9. El cambio fue porque todas las características del teléfono me convencieron para cambiar de modelo. No tenía muchas esperanzas en su cámara, aunque la mencionaban como doble, hecha por Leica.

Pero entonces empecé a hacerle pruebas. Los resultados me impresionaron. Tengo una Canon Rebel —DSRL— y ellos prometían un efecto bokeh (profundidad de campo) como si fuera una 55mm. Hoy las puse lado a lado para ver los resultados. Aun le falta para alcanzar una DSRL real, pero el resultado es impresionante.

La profundidad de campo o bokeh es un proceso que se logra con la óptica de la cámara en el caso de los lentes de 18-55mm o mayores, en los que la apertura del diafragma de la cámara, hace que el fondo se vea desenfocado. Entre más apertura, mayor es el desenfoque, porque menor es la distancia focal. Suena complicado, pero el asunto es que los lentes de las cámaras conocidas como “profesionales” tienen esa particularidad de poder desenfocar el fondo. Los lentes de las cámaras de celular, al ser tan pequeñas, no tienen la capacidad de lograr ese efecto. Con su doble cámara, los celulares ahora pueden simular ese efecto, porque registran la distancia focal y con esa información simulan por software.

Al poner lado a lado las fotos, se nota como la cámara del teléfono desenfoca el fondo, aunque en ciertos espacios se nota que el recorte que no se reconoce correctamente, pero realmente hace un buen trabajo. Sin embargo, lo maravilloso del teléfono es que la apertura se puede ajustar posteriormente en la galería, y se puede hacer efecto de desenfoque hasta simular f/0.95 como apertura máxima y f/16 como apertura mínima; aunque el f5.6 de la foto de la Canon no se parece a la simulación de f/5.6 en el Mate 9. Realmente tuve que simular una mayor apertura para que se pareciera más a la canon.

Mi veredicto: la simulación de la cámara es bastante buena, pero podría ser mejor. Tiene una enorme ventaja sobre otras marcas como apple, que no tienen la capacidad de ajustar la apertura después de tomada la foto. El efecto bokeh del Mate 9 es mucho más claro y mejor recortado que el iPhone 7.

En resumen, nada mejor que una cámara DSRL para hacer el efecto bokeh, pero el Mate 9 tiene la mejor que he logrado probar en teléfonos celulares.

happy wheel

A %d blogueros les gusta esto: